ART�CULOS ORIGINALES

 

FACTORES PERSONALES E INFECCIOSOS ASOCIADOS A LA INFECCI�N DE HERIDA QUIR�RGICA, EN EL HOSPITAL MILITAR CENTRAL

PERSONAL AND INFECTIOUS FACTORS ASSOCIATED SURGICAL WOUND INFECTION IN THE CENTRAL MILITARY HOSPITAL.

 

Victoria Ang�lica Meneses� G�lvez 1

RESUMEN

Las infecciones de sitio quir�rgico constituyen un problema de salud p�blica, incrementando la morbimortalidad, estancia y costos tanto para el hospital como para los pacientes y la sociedad en su conjunto.

 

Se realizo la siguiente investigaci�n para determinar los factores personales e infecciosos asociados a las infecciones de herida quir�rgica, en el Hospital Militar Central, durante el periodo de octubre 2007 a abril 2008 mediante un estudio de casos y controles con una muestra representativa de 101 casos, 50 para infectados de herida y 51 para sanos. Se hallaron los siguientes resultados: Los factores relacionados a la infecci�n de sitio quir�rgico fueron: edad, existencia de alguna infecci�n antes de la cirug�a, empleo de antibi�ticos, antecedentes de quimioterapia.�

 

Palabras Claves: Infecci�n de herida operatoria, factores, costos hospitalario.

 

ABSTRACT

The infections of surgical place constitute a problem of public health, incrementing the morbimortalidad, sojourn and costs so much for the hospital same as for the patients and the society in aggregate.

 

Himself I accomplish the following investigation to determine personal equations and infectious associates to the infections of surgical injury, at the Military Central Hospital, during the period of October 2007 to intervening April 2008 a case study and controls with a representative sign of 101 cases, 50 stop infected of injury and 51 stop healthy. They found the following results: The factors related to the infection of surgical place matched: Age, existence of any infection before surgery, job of antibiotics, and background of chemotherapy.�

 

Key words: Surgical wound infection, factors, hospital costs.


 

INTRODUCCI�N

El origen de las infecciones hospitalarias (IH) se remonta al comienzo mismo de los hospitales en el a�o 325 de nuestra era cuando fueron creados como expresi�n de caridad para los enfermos, por lo que esto no constituye un fen�meno nuevo (1).

 

En la actualidad, sus caracter�sticas se han visto modificadas por una serie de factores como el descubrimiento de nuevos pat�genos que afectan el hu�sped, cambios en los patrones de resistencia, existencia de nuevos y modernos m�todos de diagn�stico, tratamiento con antimicrobianos de amplio espectro, uso de citost�ticos, aparici�n de enfermedades que comprometen la inmunidad del hu�sped adem�s del empleo de t�cnicas invasivas de diagn�stico y tratamiento. (2-4)

 

En el medio hospitalario, la adquisici�n de una infecci�n no resulta poco frecuente. A�n en los centros m�s especializados y con mejores condiciones en algunos casos no se logra evitar su aparici�n.

 

A pesar de que los microorganismos aislados difieren en muchas ocasiones de los detectados en pacientes con infecciones adquiridas fuera del hospital, dentro de un mismo centro, dependiendo del �rea donde se realice el aislamiento y se presente la infecci�n, existen caracter�sticas diversas en cuanto al tipo de microorganismo y sus patrones de resistencia. Esto puede variar adem�s de acuerdo al tipo de hospital. (5-8).

 

En la pr�ctica m�dica diaria debemos enfrentar la posibilidad de la adquisici�n de una infecci�n hospitalaria, es por eso que se hace tan importante la actividad de vigilancia, prevenci�n y control en ese sentido. (9).

 

Mediante la presente investigaci�n se pretende determinar aspectos como la incidencia de Infecciones de herida operatoria en pacientes intervenidos quir�rgicamente de las a�reas de cirug�a general, traumatolog�a y urolog�a, factores relacionados tanto intr�nsecos como extr�nsecos para posteriormente determinar el costo hospitalario ocasionado por las infecciones de herida quir�rgica.

Se propone llegar a este conocimiento a trav�s de una serie de datos e indicadores que son registrados en los servicios mencionados.

 

El conocimiento de estos aspectos constituye una herramienta eficaz para realizar las intervenciones necesarias y tratar de disminuir la existencia de este flagelo.

 

MATERIAL Y M�TODOS

El tipo de estudio es explicativo, retro prospectivo denominado de Caso Control. La poblaci�n est� conformada por un total 101 pacientes hospitalizados en el servicio de Cirug�a General, Traumatolog�a y Urolog�a entre Octubre del 2007 a Abril del 2008.

 

Por cada paciente, el investigador y colaboradores (Enfermeras) captaron� diariamente la siguiente informaci�n: datos socio demogr�ficos, fecha de la cirug�a, fecha de ingreso y egreso del hospital, diagnostico de base, obesidad m�rbida, sector de internamiento del hospital, servicio responsable de realizar la cirug�a, presencia de adscritos a la cirug�a, existencia de alguna infecci�n al momento de la cirug�a, hora de inicio de la cirug�a, tiempo quir�rgico, procedimientos quir�rgico, uso y permanencia de drenajes y antibi�ticos profil�cticos y/o uso de antibi�ticos post quir�rgicos, considerando tipo, dosis y duraci�n de su administraci�n.

 

Datos sobre tipo de cirug�a (Limpia, Limpia contaminada, contaminada y sucia) de acuerdo a la clasificaci�n del American collage of Surgens de� los EE.UU. (1984), tiempo de estancia pre operatoria, post operatoria y global de cada paciente..

 

Para la parte anal�tica se emple� un modelo comparativo de dos poblaciones independientes, utiliz�ndose el m�todo de 2 proporciones, aplic�ndosele la prueba de x� para establecer su validez estad�stica.

Los recursos para el an�lisis de la informaci�n fueron los softwares estad�sticos SPSS versi�n 15.0 y para la representaci�n de las frecuencias y proporciones se hizo empleo de la estad�stica descriptiva.�


 

Figura 1: Infecci�n de Herida Operatoria

 


RESULTADOS

Respecto a la relaci�n entre el sexo y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, se puede encontrar que del total de los pacientes que tuvieron infecci�n de la herida quir�rgica (50), el cincuenta por ciento (50%) corresponde al sexo masculino, mientras que el 47.1% corresponde al sexo femenino; de forma similar el 50% de los que no tuvieron infecci�n de la herida quir�rgica es ocupada por el sexo masculino y el 52.9% por el sexo femenino; datos que nos indican que no existe diferencias estad�sticamente significativas, ni relaci�n entre las variables.

 

Respecto a la relaci�n entre la edad y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, se puede encontrar que del total de los que tienen una infecci�n de herida,� la edad promedio es de 49,5 a�os, mientras que de los que no tuvieron infecci�n de la herida, la edad promedio es de 42,8 a�os, mostrando diferencias estad�sticas muy� significativas� y relaci�n entre las variables; lo que nos permite afirmas que a mayor edad mayor es el riesgo de infecci�n de la herida quir�rgica.

 

Respecto a la relaci�n entre la existencia de alguna infecci�n previa a la cirug�a (referida a antes del ingreso al hospital) y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, observamos que, del total de los 18 pacientes que tienen actualmente una infecci�n de herida quir�rgica, el 88.9%, tuvo una infecci�n previa; mientras que en el grupo que no present� infecci�n antes de la cirug�a, el 63.9 % no hizo infecci�n de herida quir�rgica y solamente el 36.1 % desarrollo infecci�n de la misma, mostrando diferencias altamente significativas; permitiendo relacionar las variables mencionadas, con lo que se puede afirmar que a mayor existencia de infecciones previas a la cirug�a,� mayor es la posibilidad de presentar� infecci�n de la herida quir�rgica (Tabla 1).

 

Tabla N� 1: Relaci�n entre la existencia de alguna infecci�n antes de la cirug�a y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica

 

Infecci�n de herida quir�rgica

Existencia de alguna infecci�n antes de la cirug�a

����

 

TOTAL

SI

NO

 

�N�

%

�N�

%

�N�

%

SI

16

88.9%

30

36.1%

50

49.5%

NO

2

11.1%

53

63.9%

51

50.5%

TOTAL

18

100%

83

100%

101

100%

 

X�� = 13.591���� p < 0.001

 


Referente a la relaci�n entre la profilaxis quir�rgica anti-microbiana y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, se puede encontrar que del total de los pacientes que recibieron profilaxis quir�rgica anti-microbiana (61), el 49.2% desarroll� infecci�n de la herida quir�rgica; mientras que en el grupo que no recibi� dicha profilaxis antimicrobiana (40),� el 52.5 % no desarroll� infecci�n de la herida y el 47.5 % si la desarroll�; sin mostrar diferencias estad�sticamente significativas, ni relaci�n� entre las variables mencionadas, con lo que podemos afirmar que la psicoprofilaxis antimicrobiana no previno la infecci�n de la herida quir�rgica (Tabla 2).


 Tabla 2: Relaci�n entre la profilaxis quir�rgica antimicrobiana y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica

 

Infecci�n de herida quir�rgica

Profilaxis quir�rgica antimicrobiana

��

 

TOTAL

SI

NO

 

�N�

%

�N�

%

�N�

%

SI

30

49.2%

19

47.5%

50

49.5%

NO

31

50.8%

21

52.5%

51

50.5%

TOTAL

61

100%

40

100%

101

100%

 

X�� = 0.107���� p > 0.05

 

En raz�n entre la administraci�n de antibi�ticos en� las dos �ltimas semanas y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, encontramos que del total de los que recibieron antibi�ticos en las dos �ltimas semanas (19), el 73.7%� tienen actualmente una infecci�n de la herida quir�rgica. Por otro lado, del grupo que no recibi� antibi�ticos en las dos �ltimas semanas (82), el 59.8 % no desarrollo infecci�n de la herida y solo el 40.2% hizo infecci�n; mostrando diferencias estad�sticamente� significativas y relaci�n entre las variables, con lo que podemos afirmar que cuando el paciente tiene una terapia antibi�tica de dos semanas antes del acto quir�rgico, no necesariamente estar�n protegidos contra la infecci�n de la herida operatoria y que la infecci�n se puede dar por otras razones, como la asepsia pre intra y post operatoria, las condiciones fisiol�gicas del paciente, la complejidad de la cirug�a entre otras causales asociadas (Tabla 3).

 

Tabla 3: Relaci�n entre la administraci�n de antibi�ticos en� las dos �ltimas semanas y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica

 

Infecci�n de herida quir�rgica

Antibi�ticos en las dos �ltimas semanas

��

 

TOTAL

SI

NO

 

�N�

%

�N�

%

�N�

%

SI

14

73.7%

33

40.2%

50

49.5%

NO

5

26.3%

49

59.8%

51

50.5%

TOTAL

19

100%

82

100%

101

100%

 

X�� = 4,473���� p < 0.05

 

En relaci�n a los antecedentes de quimioterapia en el �ltimo mes y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica encontramos que de los 13 casos con antecedentes quimioter�picos, el 61,5% present� infecci�n en la herida operatoria, mientras que en los casos que no recibieron quimioterapia en el �ltimo mes (88 casos), la mayor�a no present� infecci�n de la herida quir�rgica (77,3%) y los que presentaron infecci�n solo fueron� el 22,7%; esta (61,5 y 22.7% respectivamente), muestra significancia estad�stica por lo que se pude afirmar que el hecho de que el paciente presente antecedente de quimio terapia un mes antes de la cirug�a, eleva la probabilidad de infecci�n de la herida quir�rgica; quedando as� demostrada la relaci�n de la infecci�n de la herida quir�rgica con el antecedente de quimioterapia, debido a que el paciente tratado quimioterapicamente, queda debilitado teniendo una disminuci�n de su inmunidad y siendo as� m�s proclive a la agresi�n de agentes microbianos, como se ha observado en este estudio (Tabla 4).

 

Tabla 4: Relaci�n entre los antecedentes de quimioterapia en el �ltimo mes y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica

 

Infecci�n de herida quir�rgica

Antecedentes de quimioterapia en el �ltimo mes

����

 

TOTAL

SI

NO

 

�N�

%

�N�

%

�N�

%

SI

8

61.5%

20

22.7%

50

49.5%

NO

5

38.5%

68

77.3%

51

50.5%

TOTAL

13

100%

88

100%

101

100%

 

X�� = 4, 740���� p < 0.05

 

DISCUSI�N

Las infecciones quir�rgicas han sido una seria preocupaci�n por parte de los cirujanos, desde que se cambi� el concepto, hace m�s de un siglo, de que la aparici�n de pus significaba el comienzo de la recuperaci�n del paciente. Son innumerables los factores reconocidos como intervinientes en el desarrollo de una infecci�n en herida quir�rgica, y muchos de ellos escapan al control humano. Sin embargo, algunos son manejables, y de la forma en que se le manipule, depender�, en gran medida, el que el paciente salga pronto del hospital sin ninguna secuela (10).

 

Es as� que las complicaciones infecciosas que sufren los pacientes hospitalizados constituyen un grave problema de salud p�blica. Representan un importante problema m�dico, social y econ�mico, tanto en los pa�ses en desarrollo, como en los desarrollados y son causa de morbimortalidad y prolongaci�n de la estancia hospitalaria. (Cornejo 1997; OMS en 1995) (11).

 

Factores personales:

Al encontrar que la relaci�n entre el sexo y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, no muestra diferencias estad�sticamente significativas, ni relaci�n entre las variables. Podemos inferir que este no es un factor de riesgo (Tabla 1).

 

Al respecto Zorrilla, realiza un estudio anal�tico de tipo casos y controles de los factores de riesgo que condicionaron infecci�n de heridas operatorias, en pacientes sometidos a cirug�a general mayor entre los meses de enero a marzo de 1996 en el Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen. Encuentra que la prevalencia de infecci�n calculada fue 19.64 por 100 egresos, siendo m�s frecuente en el sexo masculino en 23.88 por cada 100 pacientes y en el sexo femenino 15.89 por 100 egresos, sin diferencias estad�sticas significativas (12).

 

Por otro lado la relaci�n entre la edad y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, muestra diferencias estad�sticas muy significativas y relaci�n entre las variables. Siendo este un factor de riesgo entendiendo que a mayor edad, mayor es el riesgo de infecci�n de herida (Tabla 2).

 

Concordando con la asociaci�n espa�ola de cirujanos, que report� una mayor incidencia significativa de infecciones intrahospitalarias a partir de los 50 a�os. Se refiere que la edad de los pacientes es 1% para los pacientes pedi�tricos y 37% en mayores de 65 a�os. El grupo etareo mas afectado fue el de 60 a 69 a�os, seguida por el de 70 a 79 a�os con 19.4 y 17.1% respectivamente (13).

 

Mario Cornejo observ� que las infecciones nosocomiales afectaban a los hu�spedes de mayor edad (media 60 a�os) (11).

 

Po otro lado Acosta, obtuvo resultados donde la media para la edad de pacientes con herida quir�rgica infectada fue de 52.8 a�os, se present� con una frecuencia del 3.04%, de las cuales el 1.73% fue detectado intra hospitalariamente (14).

 

Factores de antecedentes infecciosos y medicamentosos:

Cuando se midi� la relaci�n entre la existencia de alguna infecci�n antes de la cirug�a y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, se mostr� diferencias altamente significativas, permitiendo relacionar las variables mencionadas. Siendo la presencia de infecciones previas a la cirug�a un riesgo para el desarrollo de infecci�n de la herida operatoria. (Tabla 3).

 

Este hecho ha sido reportado por algunos autores; as�, Ordo�ez (2003) incluye en su SENIC (Study on the efficacy of Nosocomial Infection Control) como un factor predisponente la existencia de tres o m�s diagn�sticos y la presencia de infecciones a otro nivel� (15).

 

Del mismo modo, Le�n Jaramillo determina, que el riesgo de infecci�n de sitio quir�rgico se relaciona claramente con el motivo de la hospitalizaci�n y con la enfermedad subyacente, y que los enfermos admitidos al hospital con enfermedades fatales tienen una tasa de 24% comparada con los casos no fatales (16), refiere adem�s que el riesgo observado se explicar�a la concurrencia de pacientes m�s vulnerables y m�s manipulados.

 

Respecto a la relaci�n entre la profilaxis quir�rgica anti-microbiana y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, no se muestra diferencias estad�sticamente significativas, ni relaci�n entre las variables mencionadas.� En este sentido el presente resultado se puede explicar de la siguiente forma: Las infecciones previas son un factor de riesgo, pero la antibi�tico-profilaxis no se relaciona, por la sencilla raz�n qu�, la profilaxis no es el tratamiento a infecciones preexistentes sino la prevenci�n de una infecci�n futura (Tabla 4). La diferencia comparada con los siguientes antecedentes, radica en tipo de antibi�tico empleado, y del espectro de los mismos.

 

Al respecto Alfaro, realiza una investigaci�n con el objetivo de determinar la eficacia de cefradina para prevenir la infecci�n de la herida quir�rgica en pacientes previamente sanas sometidas a ces�rea segmentaria, se condujo un estudio cl�nico prospectivo y abierto con 50 pacientes con embarazo a t�rmino con indicaciones para resoluci�n de la gestaci�n mediante este procedimiento. Todas ellas recibieron por v�a intravenosa, 1 gramo de cefradina media hora antes de ser intervenidas y un gramo inmediatamente despu�s de pinzar el cord�n umbilical. Solo una paciente desarroll� infecci�n de la herida quir�rgica (2 por ciento); sin embargo esto se atribuy� a la falta de apego a las indicaciones m�dicas en el postoperatorio. Ninguna otra paciente present� complicaci�n postoperatoria. Con base en este resultado el investigador de este estudio concluye que el antibi�tico profilaxis quir�rgica con 1 gramo inmediatamente despu�s de pinzar el cord�n umbilical evita el desarrollo de infecci�n en la herida quir�rgica en pacientes previamente sanas sometidas a ces�rea segmentaria (17).

 

En el presente estudio el� resultado var�a, debido a que la antibi�tico profilaxis se empleo solamente en pacientes con enfermedades pre-existentes, adem�s se empleo Ceftriaxona y Cefalotina, que es de menor espectro y de tercera generaci�n.

 

Por otro lado �lvarez, realiz� un estudio con el fin de describir el comportamiento de Cefazolina de acuerdo a los principios de profilaxis antibi�tica en pacientes con fracturas cerradas a los que se les realiz� reducci�n abierta m�s osteos�ntesis en el Departamento de Ortopedia y Traumatolog�a del hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arg�ello (HEODRA), y conocer la incidencia de infecci�n en estos pacientes. El 44.82% de los pacientes comprendidos en el estudio, fueron operados por fracturas de miembro superior y el 32.41% por fracturas de miembro inferior, ambos acumulan 77%, presentando infecci�n de herida quir�rgica en un 10%, siendo el 1% en cirug�a de cadera. En cirug�a de columna no se present� infecci�n (18).

 

Respecto a la relaci�n entre la administraci�n de antibi�ticos en las dos �ltimas semanas y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica, no se muestra diferencias estad�sticas significativas ni relaci�n entre las variables. En este sentido podemos afirmar que no basta la administraci�n de antibi�ticos, sino tratar la infecci�n, y eso obviamente no se soluciona con dos semanas de antibi�ticos, que generalmente las personas se lo han auto medicado (Tabla 5).

 

Al respecto Machado, refiere que la infecci�n de la herida quir�rgica es una de las causas m�s frecuentes de morbilidad de los pacientes hospitalizados. Con el objetivo de analizar la incidencia actual de infecciones quir�rgicas y de las variables involucradas en su desarrollo, los autores evaluaron en forma prospectiva 131 pacientes con 30 d�as de seguimiento postoperatorio. La tasa global de infecciones fue de 23,6 por ciento, predominando claramente en el sexo masculino (p<0.0002) y en las cirug�as contaminadas o sucias, con diferencias altamente significativas respecto a las cirug�as catalogadas como limpias o limpias/contaminadas (p<0.0001). No obstante esta diferencia, la tasa de infecciones de las cirug�as limpias fue muy elevada (14,2 por ciento). Se destac� el bajo n�mero de cultivos realizados en el Servicio, no pudi�ndose sacar conclusiones en cuanto a g�rmenes prevalentes. Se concluye que el uso inadecuado de antibi�ticos junto a un descuido en factores t�cnicos puede estar contribuyendo a estos pobres resultados (19).

 

6. Respecto a los antecedentes de quimioterapia en el �ltimo mes y la existencia de infecci�n de la herida quir�rgica encontramos diferencias significativas y relaci�n entre las variables. Al respecto es importante considerar que el tratamiento de quimioterapia es inmunodepresor por lo tanto es explicable el incremento del riesgo de infecci�n (Tabla 6).

 

CONCLUSI�N

         El factor personal relacionado a las infecciones de sitio quir�rgico es la edad, ya que a mayor edad, mayor riesgo de infecci�n de la herida.

         Los factores de antecedentes infecciosos y medicamentosos relacionados a las infecciones de sitio quir�rgico fueron, la existencia de alguna infecci�n antes de la cirug�a.

 

REFERENCIAS BIBLIOGR�FICAS

1.        Nodarse R. Visi�n actualizada de las infecciones intrahospitalarias. Rev Cubana Med Militar 2002;31(3):201-8.

2.        Georges H, Leroy O, Guery B, Alfandary S, Beaucaire G. Predispossing factors for nosocomial pneumonia in patients receiving mechanical ventilation and requiring tracheostomy. Chest 2000;118 :767-74.

3.        Gundian J, Gassiot C, Pino P, Ramos M, Cid A, Hernandez Y. Tratamiento de la neumon�a nosocomial. Acta Medica 2000;9 (1-2):106-1.

4.        Appleton A. Bacterial resistance. A world wide problem. Clin Lab Intern 2001;25(4):22-3.

5.        Rodr�gue J, Cisneros J, Fern�ndez F, Ribera A, Vila J, Pascual A, Martinez L, Pachon J; Grupo de Estudio de Infecci�n Hospitalaria (GEIH). Clinical features and epidemiology of Acinetobacter baumannii colonization and infection in Spanish hospitals. Infect Control Hosp Epidemiol 2004;25 (10):819-24.

6.        Abbo A, Navon S, Hammer O, Kritchell T, Slegman Y, Carmell Y. Multidrug resistant Acinetobacter baumannii. Emerg Infect Dis 2005;1 (1):22-9.

7.        Sader H, Jones R. Resistencia a los antimicrobianos de los agentes pat�genos causantes de infecciones nosocomiales y comunitarias en Am�rica Latina: rese�a general de las estad�sticas de 1997.En: Resistencia antimicrobiana en las Am�ricas: magnitud del problema y su contenci�n. Washington DC: OPS; 2000:.54-73.

8.        Hortal M, Bazet C, Matturo M, Palacio R, Camov T. Infecciones intrahospitalarias en Uruguay: resistencia a los antibi�ticos de los principales microorganismos identificados. En: Resistencia antimicrobiana en las Am�ricas: magnitud del problema y su contenci�n. Washington, DC:OPS; 2000: 178-86.

9.        Trilla A, Miro J. Control de la infecci�n nosocomial: qui�n?, c�mo? y cuanto cuesta. Med Clin (Barc) 2001; 92:217-9.

10.     Ferro M. Factores asociados con infecci�n en la herida quir�rgica. Univ. med; jul. 1984:.26(3):149-160,

11.     Cornejo M. Estudio Bacteriol�gico en unidades de cuidados intensivos relacionados a infecciones intrahospitalarias. Enfermedades infecciosas en Universidad Nacional de asunci�n Paraguay. 1997.

12.     Zorrilla I, Vargas A.� Infecci�n de heridas quir�rgicas: HNGAI - IPSS, Enero - Marzo 1996.� Lima; s.n; 1997: 26 p. Tesis: Presentada en Universidad Peruana Cayetano Heredia. Facultad de Medicina Alberto Hurtado. Escuela de Enfermeras Arzobispo Loayza para obtenci�n del grado de Licenciatura.

13.     Dur�n L, Salinas G, Gallegos K. Estudios sobre la calidad de vida relacionada con la salud del adulto mayor en M�xico Primera edici�n. D.R. � Instituto Mexicano del Seguro Social. 2004.

14.     Acosta C, Pozo P, Mosquera D, Rivadeneira J.� Infecci�n de herida operatoria limpia: Hospital Diocesano de Atocha Ambato.� s.l; s.n; s.f. 16:. 2008.

15.     Ordo�ez C. Factores de riesgo. Antibi�tico Profilaxis. Cuidados intensivos y trauma; 2002: 624 -640.

16.     L�pez P. Papel de los estr�genos en la funci�n endotelial. En: Bioqu�mica del endotelio vascular. Implicaciones fisiol�gicas y cl�nicas. 4ta ed. Ciudad: Lithoprint; 1998: 151-9.

17.     Alfaro N, Pinto N, Galindo J, Guiland J, Cubillo L, Avila A. Antibioticoterapia profil�ctica con cefradina en ces�rea segmentaria. Actual. infectolog�a (Caracas); mayo-sept. 2002:18(2):2-12,

18.     �lvarez S.� Profilaxis quir�rgica con cefazolina, en pacientes con fracturas cerradas tratados con reducci�n abierta m�s osteosintesis en el Departamento de ortopedia HEODRA - Le�n, noviembre 2003- 2005. Le�n; s.n; abr. 2006: 64.

19.     Machado F, Santiago P, Barberousse C, Sauto S, Rappa J, Comas G, Folonier J. Infecci�n de la herida quir�rgica. An�lisis de los factores de riesgo. Rev. Hosp. Maciel; ago. 2000: 5(1):8-12,


.


 

Recibido:  23/04/2010

Aceptado: 04/05/2010


 

 

Cuadro de texto: 1. Docente de Secci�n de Post Grado de la Facultad de Ciencias de la Salud - Universidad Nacional del Callao. Maestro en Salud Publica con Menci�n en Epidemiolog�a. Universidad Nacional Federico Villareal